Se acerca el final del InLab en Arona y con el estamos en el ecuador de la fase de prototipado, una fase que al principio nos costó un poco y que hoy ha alcanzado su pleno apogeo. La sesión la han liderado las nuevas tecnologías, sobre todo la robótica y el diseño de apps. Los participantes llegaron por la mañana con un millón de ideas para sus maquetas y no tardaron en ponerlas en marcha.

El grupo “se mira, no se toca” se enfrascó en la compuerta de su submarino y negoció con los “TEI” para que les cedieran un led, mientras esto ocurría otros integrantes del equipo se dedicaron a pintar y decorar las construcciones.

El grupo “TEI” después de haber diseñado ayer el dron que querían hoy se centraron en la maqueta de lugares por los que pasaría el dron y en las bases en las que recargaría, le pusieron led a su maqueta para que fuera más visible y les quedó genial.

The llass” diseñó un mar por el que navegaría su barco/museo y se enfrascaron en la programación de las hélices algo que les costó muchísimo pero que al final consiguieron.

C2aps” terminó su app y les dió tiempo hasta de crear el robot profesor que les acompañará en las excursiones.

Después de finalizar el prototipado, todos los grupos expusieron lo que tenían y se propusieron mejoras entre ellos, veremos que decisiones toman mañana…

Del día de hoy nos quedamos con que no todo se nos da genial pero que aunque nos cuesta arrancar cuando cogemos carrerilla no hay quien nos pare. Que somos una generación resolutiva y que el debate no sólo se nos da bien, también nos viene bien.

Autora de la entrada: Montserrat Gorrín Méndez

Comparte en redes!

Contacta ahora

Deja un comentario